Parkings de Madera Tratada 

Las pérgolas para garajes, son pérgolas generalmente elaboradas con madera tratada. Entre las ventajas de este tipo de pérgolas, encontramos que son muy fáciles de transportar, y su instalación es muy sencilla, todo depende del modelo que se elija, pero generalmente su montaje suele ser muy básico, ya que las pérgolas para garaje suelen ser autoportantes, y solo necesitan anclarse al suelo. Aunque también podemos encontrar otros modelos, de pérgolas para cocheras adosadas.

Antes de elegir un modelo concreto, debemos tener en cuenta algunos factores importantes, debemos saber las dimensiones de nuestro vehículo para ver el espacio que necesitamos y las dimensiones del jardín para saber el espacio del que disponemos. Además de elegir si queremos que tenga puertas y ventanas o no, o si nos decantaremos por una pérgola tipo porche  no.

Algunos de los modelos de pérgolas garaje que puedes encontrar en Forestgreen son el parking individual abierto, que cuenta con una cubierta a un solo agua y una tela asfáltica decorativa, o la pérgola de madera tratada a dos aguas, y con una cubierta de madera ranurada combinada con tela asfáltica, este modelo además cuenta con cerramiento. También podrás encontrar pérgolas de madera de mayor tamaño que permiten resguardarse a más de un coche. Aunque todos nuestros modelos cuentan con un tamaño más amplio de lo habitual, para que puedan servir como espacio multiuso. Por ejemplo, el parking individual puede utilizarse como espacio de almacenaje, o la pérgola para dar sombra a un espacio en concreto.

Aunque estos modelos no cuenten con suelo, si nuestros clientes lo necesitan, en Forestgreen tenemos la posibilidad de añadirlo a cada una de las estructuras.

En Forestgreen podrás encontrar diferentes modelos de pérgolas para cochera con medidas y estructuras predeterminadas, pero además, diseñamos y realizamos proyectos personalizados jugando con diferentes estructuras, cubiertas y materiales. ¡Elige la pérgola garaje más adecuada para ti!